Subir con clase: Cómo son los ascensores “smart”

Subir con clase: Cómo son los ascensores “smart”

Si bien es una tecnología que tiene más de un siglo de antigüedad, los primeros ascensores como los conocemos datan de mediados del Siglo XIX. A partir de que los edificios se convirtieron en rascacielos, la tecnología tuvo que evolucionar para poder transportar de manera segura a  la mayor cantidad de personas a cientos de metros de altura. Por suerte, los avances han permitido sistemas cada vez más seguros que están a la altura de algunos de los edificios más altos del mundo. ¿Es posible mejorar aún más un invento que parece haber llegado a su techo? Hay personas que no solo creen que sí, sino que también creen que la respuesta a esa pregunta tiene que ver con nuestro día a día.

Existen empresas que están diseñando el primer “ascensor inteligente”, el cual se integraría en los edificios smart que se están proponiendo alrededor del mundo. La idea de este tipo de elevadores en mejorar la protección de las personas que están en su interior. Gracias a la tecnología big data, estos ascensores envían datos a la nube que son monitorizados, visualizados y analizados en tiempo real para asegurarse de que no haya ningún tipo de problemas o accidentes. Con la ayuda de personal capacitado, como puede ser un consultor it, la información llega a los centros de análisis del edificio sin ningún problema ni demora.        

Por supuesto, esa no es la única manera en la cual se puede beneficiar de este tipo de tecnología. El poder hacer una monitorización al instante se puede estimar el tiempo exacto en el cual se hace un trayecto completo. En el caso de edificios de alto tráfico interno, esta información es súmamente útil ya que puede darle al público un tiempo real de demora hasta que el ascensor llegue a su piso. En edificios como el Empire State, las Torres Petronas o el Burj Khalifa, cientas de personas necesitan movilizarse para poder trabajar, alojarse temporalmente, o conocer sus miradores mundialmente famosos. De esta manera se puede mejorar significativamente el tráfico de personas y poder maximizar la cantidad de visitantes por día.

Lo más importante es que son mucho más seguros. Si bien los ascensores modernos tienen sistemas de emergencia que ayudan a que no haya ningún tipo de accidentes, sus contrapartes smart tienen movimientos mucho más supervisados y permiten hacer tareas de mantenimiento enfocadas en los errores y posibles inconvenientes que el intercambio de información detectó. Está claro que en estos casos se requiere de una empresa como Znet para analizar este tipo de datos, pero sin duda es un gran paso a la hora de ofrecer elevadores más completos que puedan funcionar en los edificios más altos del mundo.

No sabemos cuál es la manera en la cual los ascensores van a mejorar a futuro. De lo que estamos de acuerdo es que ningún cambio está de más si eso significa una mejor comodidad para su pasajero y un incremento en la seguridad en el viaje. Después de todo, muchas de las oficinas más importantes en las ciudades están en pisos altos y se requiere un elevador que permita un viaje confortable.

Publicado el:abril 14, 2020admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *